circular por rotondas

¿Cómo circular por una rotonda correctamente? Normas y prioridad de paso

¿Alguna vez te has encontrado en una rotonda, sintiendo que estás en un laberinto sin salidaUna rotonda está diseñada para dirigir el tráfico de manera fluida y eficiente, a menudo circular por ellas puede resultar confuso y desafiante para muchos conductores. 

Ya sea que estemos dando nuestros primeros pasos al volante o acumulando años de experiencia, la manera en que circulamos por las rotondas puede marcar la diferencia entre sufrir un accidente o llegar bien a nuestro destino. Los conductores noveles, a pesar de su falta de experiencia, suelen tener una comprensión clara de cómo circular con seguridad en estas estructuras, desde la entrada hasta la salida. Por otro lado, los conductores más experimentados, a pesar de la destreza adquirida con los años, a veces adoptan malos hábitos, lo que puede aumentar los riesgos en la carretera. 

Es por eso que hemos creado este blog, con el objetivo de refrescar y reforzar esos conocimientos fundamentales sobre cómo ingresar y salir de las rotondas, así como realizar cambios de carril de manera segura.  Te proporcionaremos pautas claras y consejos prácticos para circular de manera segura en estas estructuras, independientemente de tu nivel de experiencia.

¿Qué debes tener en cuenta? 

Según la DGT, al abordar una rotonda, es crucial tener en cuenta tres puntos fundamentales:

1. Elección de carril y uso de Intermitentes

Reglas básicas en una rotonda 

– Antes de ingresar a la rotonda, debes seleccionar el carril adecuado según la salida que planeas tomar.
– Utiliza el intermitente derecho para indicar tu intención de salir de la rotonda.

– Si tu salida está en las primeras posiciones, mantente en el carril derecho. Para salidas posteriores, ocupa los carriles interiores.

– Al acercarte a tu salida, cambia al carril exterior y señaliza con el intermitente derecho.

GLORIETAS-1-ACCESO

Fuente: dgt.es

2. Prioridad de Paso

– La prioridad en una rotonda sigue las mismas normas que los cruces. Los vehículos dentro de la rotonda tienen preferencia sobre los que se están incorporando.
– Si no puedes acceder al carril exterior para tomar tu salida debido al tráfico, continúa circulando y haz un nuevo intento.

GLORIETAS-2-DENTRO

Fuente: dgt.es

3. Salida de la Rotonda

– No salgas de la rotonda desde los carriles centrales o izquierdos, ya que esto puede provocar accidentes.
– Cambia al carril exterior con anticipación y utiliza el intermitente derecho al salir.

GLORIETAS-3-SALIDA

Fuente: dgt.es

 

Uso correcto del intermitente 

El uso del intermitente es crucial para comunicar tus intenciones a otros conductores:

– Cuando estés dentro de una rotonda, debes utilizar el intermitente derecho si tu salida es la primera.

– Si continuas en la rotonda, no debes usar el intermitente izquierdo ya que vas a seguir circulando por ese mismo carril. Este caso, hay muchos conductores que deciden usarlo para indicar que no saldrán aún de la glorieta, pero es una señal incorrecta. 

– Recuerda que las rotondas siguen las mismas reglas que las carreteras de varios carriles.

Multas por el mal uso de los intermitentes

El Reglamento General de Circulación requiere el uso correcto de los intermitentes:

– No utilizar los intermitentes al cambiar de carril dentro de la rotonda o al salir de ella puede resultar en multas de hasta 200 euros.
– La falta de señalización o señalización tardía puede conllevar una multa de 80 euros.

 

Casos especiales: grandes vehículos y ciclistas 

Existen dos casos especiales dentro de las rotondas: Los vehículos de gran tamaño, como camiones o autobuses; y los ciclistas, especialmente cuando van en grupo.  

Vehículos Grandes: Al ocupar más espacio del carril debido a su longitud, posiblemente ocupen más de un carril simultáneamente. Por ello, el resto de vehículos deben facilitarle la maniobra al máximo posible dentro de unos márgenes de seguridad. Este mismo caso es aplicable a los vehículos de emergencia, como ambulancias o vehículos de policía. 

Grupos de ciclistas:En segundo lugar, los grupos de ciclistas, al ser grupos grandes, son considerados como un solo vehículo. Una vez el primero haya entrado a la rotonda, el resto de conductores deberán esperarse a que el último ciclista del grupo haya pasado, y no interpretarlos como múltiplos vehículos a la vez. 

 

Consejos prácticos para circular en rotondas 

  • Mantén una velocidad moderada y constante dentro de la rotonda: 

Selecciona el carril adecuado antes de entrar. Si vas a tomar la primera salida, quédate en el carril derecho. Si tu salida es más adelante, usa el carril izquierdo y cámbiate de manera segura antes de tu salida. 

  • Evita cambiar de carril dentro de la rotonda: 

Cambiar de carril dentro de la rotonda puede ser peligroso, y es que puedes interferir en la conducción fluida de los coches que circulan por el otro carril, llegando incluso a colisionar y provocar un accidente. 

  • Asegúrate de señalizar tus movimientos con anticipación: 

Anticipar al resto de conductores tus movimientos es crucial, así podrán estar pendientes y reaccionar de manera correcta ellos también a tu salida de la glorieta. 

 

Siguiendo estas simples instrucciones, las rotondas pueden convertirse en intersecciones eficientes y seguras. Recuerda siempre conducir con precaución y respetar las normas de tráfico para garantizar la seguridad de todos los usuarios de la vía.

0 275