conducir en invierno

Consejos para conducir en invierno

El invierno está caracterizado por las bajas temperaturas, menos horas de luz y la climatología adversa (lluvia, nieve, granizo, niebla…). Por este motivo, debemos prestar especial atención a la conducción durante esta época del año y adoptar una serie de medidas de prevención para conducir en invierno de la manera más segura y cómoda posible.

Te proponemos unas sencillas recomendaciones que te ayudarán mucho a la hora de conducir en invierno de manera segura.

Tu vehículo siempre a punto

Realiza una puesta a punto de tu coche en tu taller de confianza y asegúrate de llevar todo el equipamiento obligatorio en perfecto estado (chaleco reflectante, rueda de repuesto, triángulos de preseñalización de peligro). También deberías conocer de antemano el estado de las carreteras y la previsión meteorológica antes de tu viaje para equiparte con aquello que pueda hacerte falta, como las cadenas para la nieve.

Asegúrate de ver y ser visto

Uno de los aspectos más importantes de la circulación: ver y ser vistos. Limpia los cristales de tu coche de posibles restos de nieve o hielo antes de ponerte en marcha. Usa las luces antiniebla o de largo alcance sin deslumbrar a los demás y usa siempre las de corto alcance como mínimo.

Adáptate a las circunstancias meteorológicas

Adapta tu velocidad y tu modo de conducir a las circunstancias meteorológicas. Aminora la velocidad y deja el doble de distancia de seguridad con el coche de delante para evitar imprevistos. Mantente alerta constantemente y si la situación climatológica es extrema e impide la circulación, detén el coche en una zona segura hasta que puedas reanudar la marcha.

Conducir en invierno puede tener más riesgos que en otras épocas del año, ¡circula con mucha prudencia para evitar sustos!

2 474