remolcar una caravana

Conducción remolcando una caravana

Este año, debido a las vicisitudes que estamos atravesando, seguramente habrá un nuevo boom de autocaravanas, caravanas y demás vehículos que nos permitan la opción de desplazamiento y hospedaje en un mismo pack. Llegó la nueva era de la caravana.

Sin duda alguna, hay un parque de propietarios de caravanas o roulottes que lleva años de experiencia con este particular modo de vivir y gozar del camino, del paisaje y de los viajes sin tener que estar demasiado pendiente de conseguir una habitación para dormir.

Esta gente seguramente habrá pasado por muchas situaciones delicadas en el momento de conducir y, a base de sustos, han ido haciendo su manual de conducción segura a la hora de remolcar una caravana.

Pero habrá una buena cantidad que será su primera vez remolcando una caravana y quizás no tengan en cuenta algunos trucos y detalles que son esenciales para un desplazamiento seguro.

Primero debemos conocer la normativa. No cualquier vehículo puede arrastrar una roulotte y, en caso de estar autorizado, hay limitaciones de peso para poder hacerlo.

La ley nos dice lo siguiente:

– Permiso de conducir tipo B: remolques con un peso inferior a los 750 kilos. En el caso de una caravana, el conjunto de coche y caravana no puede superar los 3.500 kg.

– Permiso B96: conjuntos de vehículos de hasta 4.250 kilos en total.

– Permiso B+E: hasta 7.000 kilos.

– Permiso camión C+E: si el peso de ambos es superior a 7.001 kg.

Respecto a la conducción, hay que observar algunos trucos que nos facilitan los desplazamientos con la caravana:

  • – Revisar la correcta presión de inflado de los neumáticos y el estado general de los mismos.
  • – Chequear los elementos de seguridad de la lanza del remolque, cadena de sujeción y funcionamiento de las luces.
  • – Conservar una mayor distancia de seguridad con el vehículo que nos precede. Necesitaremos más metros de frenado.
  • – Evitar sobrecargar y asegurar todo el contenido interior.
  • – Respetar el límite de velocidad: 90 km/h en autopistas y autovías y 80 km/h en carreteras convencionales.
  • – Prever el viento que puede soplar en algunos tramos de la ruta.

Con estos intuitivos tips de conducción ya podrás afrontar de manera segura una nueva aventura con tu casa a cuestas.

2 470