conducir con lluvia extrema

10 consejos y precauciones para conducir con lluvia extrema

Conducir con lluvia extrema es uno más de los muchos momentos de estrés que debemos sufrir los conductores. La diferencia es que bajo estas condiciones, las cuales son muy comunes en algunas zonas del país, normalmente no alteramos nuestros planes.

Cuando recibimos un aviso de nevadas, por ejemplo, tratamos de evitar los desplazamientos excepto si son absolutamente necesarios. Sin embargo, la lluvia es un contratiempo a tener en cuenta, pero normalmente no alteramos el plan por esta circunstancia. La realidad nos indica que cuando este fenómeno se presenta, se disparan exponencialmente los accidentes, sobre todo los choques por alcance y las salidas de la vía. Por esta razón, debemos observar algunos consejos para conducir con lluvia extrema que pueden evitarnos un disgusto extra:

1. Sentido común. Aunque no lo parezca, remarcar este punto es muy importante. Hemos asistido a demasiados rescates de vehículos arrastrados por el caudal de agua en cruces de vados inundados con el consecuente riesgo para sus ocupantes. 

2. Prevención: mantener el vehículo en buen estado. El sistema de frenos, los neumáticos, las luces y los limpiaparabrisas son la piedra angular de la seguridad en días de lluvia.

3. Mantener la distancia de seguridad y la velocidad adecuada a las condiciones y al entorno que nos rodea.

4. Disposición ante todas las señales de alerta. Las luces de freno de un vehículo que va muy por delante nuestro puede ser el indicio de una situación anómala que podemos anticipar.

5. Si vemos zonas de charcos e inundadas en la vía, debemos tener especial cuidado con el aquaplaning. Atravesar estas secciones con acumulación de agua nos pueden hacer perder el control del vehículo y salirnos de la vía.

6. Frenar progresivamente. Para eso hemos incrementado la distancia de seguridad respecto a condiciones de seco. 

7. Circularemos con las luces encendidas. Así contribuimos a incrementar nuestra propia visibilidad.

8. Mantenemos la zona interior del cristal delantero y trasero limpio de vaho, desempañando los mismo con el sistema de aire forzado que llevan la mayoría de los vehículos. De no ser así, podemos hacerlo con un paño seco.

9. Un consejo que siempre ayuda cuando toca conducir con lluvia extrema es tratar de conservar la línea de conducción por encima de la huella del vehículo que nos precede. La zona que se ha pisado queda con menos carga de humedad y agua que las de su alrededor.

10. Si vas por una vía rápida detrás de un vehículo de gran porte, mantente fuera de su zona de spray. Reduce la velocidad y deja más distancia. Si vas a realizar un adelantamiento, debes prever esta circunstancia y permanecer alerta ante esta eventualidad que puede privarte de la visión momentánea.

4 694