inundacion coche eléctrico

¿Qué pasa si se inunda un coche eléctrico?

¿Qué pasaría si sufriéramos una inundación en nuestro coche eléctrico? Poco a poco, nos cruzamos con más cantidad de coches eléctricos e híbridos a lo largo de toda nuestra geografía. Y, evidentemente, es la tendencia en cuanto al compromiso medioambiental del futuro, aunque será un largo camino a recorrer y no precisamente exento de dificultades.

Todavía tenemos que superar el debate de autonomía y velocidad de carga, además de los puntos de recarga, que todavía son escasos, o como mínimo no lo suficientemente factibles en algunos puntos del país.

Fruto de todo este impacto medioambiental que se está produciendo, los meteorólogos nos predicen que vamos a estar sometidos a períodos más largos de sequías, salpicados con tormentas cortas e intensas, algo a lo que ya están acostumbrados los vecinos de la zona costera mediterránea, la conocida gota fría.

Estos fenómenos puntuales suelen ser muy violentos y en pocos minutos, la cantidad de agua acumulada en ciertos lugares se convierte en una trampa para los incautos automovilistas.

Hemos visto en demasiadas ocasiones una inundación de un vehículo, sumergido total o parcialmente, sobre todo en puntos soterrados o debajo de viaductos, incluso hasta rescates de personas atrapadas en el interior de sus coches viendo como el agua les va invadiendo poco a poco.

¿Y qué pasa si nuestro coche es eléctrico? ¿Moriremos electrocutados por el solo hecho de tocar el volante? La respuesta corta es: no. Evidentemente, este punto está previsto, y salvo casuística en contra, los fabricantes se han anticipado al problema. Todos los elementos susceptibles de generar una carga eléctrica están absolutamente aislados de manera hermética.

El sistema de cableado está recubierto y protegido para evitar cualquier fuga y posibilidad de descarga. La clasificación IP (Protección internacional) que los componentes eléctricos VE deben cumplir es muy exigente.

Por eso no debéis preocuparos. Otro tema es el sistema electrónico, avería casi segura de la centralita más algunos elementos periféricos, pero este punto débil es común a la mayoría de los vehículos y los daños en estos sistemas serán cuantiosos.

La manera de actuar ante una situación de inundación es no tocar nada del coche. Una manipulación indebida sí que podría darnos algún problema mayor tanto del propio vehículo como de nuestra persona. Dejad este procedimiento para personal capacitado. Los rescatistas ya están formados sobre cómo proceder en estos casos y cuentan con el utillaje adecuado para estas situaciones.

6 739