coche averiado

Cómo señalizar un coche averiado

No es lo que deseamos, pero es mejor prevenir que curar. Nos referimos a cómo actuar en caso de avería mientras circulamos y de qué manera podemos actuar en prevención de nuestra seguridad y la de los demás. Os explicaremos cómo señalizar un coche averiado.

La mayoría de las averías se producen o por un fallo de motor o por algún problema con los neumáticos. Actualmente, una gran cantidad de marcas y modelos de vehículos cuentan con una red de sensores que inmediatamente activan una señal luminosa en nuestro panel de instrumentos indicando algún tipo de anomalía o directamente una avería. 

Incluso hay algún icono que nos hace entrar en un estado de pánico inmediato como el de “aceite”, “fallo motor” o “temperatura.” Ante todo hay que conservar la calma y no perder los nervios. Siempre tenemos un margen, aunque sea pequeño, para apartarnos de la circulación y salvaguardar nuestra integridad. Otra cosa es un imprevisto reventón y choque, pero aquí estamos ante un accidente por una avería previa y no es el objeto puro de nuestro enfoque, hablamos de un coche averiado.

Lo primero es activar las señales luminosas, el conocido “warning” que activa los cuatro intermitentes de color naranja a la vez. Mientras tanto, vamos situándonos tratando de entorpecer lo menos posible el tráfico de nuestro alrededor. Así evitaremos accidentes sobrevenidos por distracción de los que nos preceden. 

Antes de bajar del coche averiado para proceder a señalizarlo exteriormente con  los triángulos obligatorios, haremos un análisis de las circunstancias y esperaremos el momento oportuno para salir del mismo, nuestra prioridad es la seguridad y alrededor de este concepto deben girar todas nuestras acciones.

Hay que colocarse, dentro del habitáculo, el chaleco reflectante que además de obligatorio debemos llevarlo dentro del vehículo, no en el maletero o cofre. 

Lo siguiente es tratar de señalizar con los triángulos obligatorios nuestra posición, para ellos debemos tener muy claros estos conceptos.

  • Carreteras de doble sentido: Debes colocar un triángulo delante y otro detrás. A una distancia de 50 metros aproximadamente del vehículo.
  • En autopista o autovía de dirección única no es necesario señalizarlo delante. Puedes colocar los dos triángulos separados uno más lejos, 50 metros mínimo y el otro un poco más cercano, siempre precediendo al coche averiado.

Ten en cuenta la premisa que el Reglamento General de Circulación dicta respecto a los casos más peligrosos:

El Art. 130 del RGC, apartado 3, dice: “Todo conductor deberá emplear los dispositivos de preseñalización de peligro reglamentarios para advertir de dicha circunstancia, salvo que las condiciones de circulación no permitieran hacerlo“.

Una vez garantizada la visibilidad de nuestro coche averiado procederemos a llamar a nuestro servicio de asistencia en carretera. Recuerda estos consejos y actúa según lo explicado.

0 561