procedimiento ante accidente

Procedimiento a seguir en caso de accidente

¿Cómo debemos actuar si nos encontramos ante un accidente? La respuesta a esta pregunta va dirigida para quienes no estamos implicados directamente en el mismo. No somos los damnificados directos, pero somos los primeros en acudir al lugar de los hechos. Ya sea porque veníamos circulando o porque ante el impacto acudimos a socorrer a las víctimas.

El protocolo de actuación ante una emergencia de este tipo es muy claro. Hay que observar el código de conducta PAS: Proteger, Alertar, Socorrer.

Proteger

Debemos tener especial cuidado con nuestra propia vida. Estacionar en un lugar seguro y acercarnos al lugar del siniestro con las máximas precauciones para nuestra propia vida. Demasiadas veces hemos visto accidentes mortales por el hecho de tratar de socorrer a los accidentados.

Señaliza tu posición y ponte el chaleco reflectante. En caso de aproximarnos desde otra circunstancia (a pie, en bici, etc.) ten especial cuidado de ver si por el lugar pasan vehículos que puedan colisionar.

Alertar

El télefono específico y unificado para alertar en caso de accidente es el 112, número de teléfono único europeo. Atiende en 50 idiomas y está disponible 24 horas, los 365 días del año de forma gratuita, por supuesto.

Cuando llames para alertar, te van a pedir datos fundamentales como tipo de accidente, (colisión, vuelco, incendio, salida de la vía, etc.), lugar del accidente (punto kilométrico si fuera carretera, sentido de la vía, puntos de referencia…), si hay víctimas y tipo de vehículo (turismo, camión, furgoneta, motocicleta, etc.).

Socorrer

Este es el punto más delicado. Tu buena voluntad no basta, si no tienes conocimientos de primeros auxilios, técnicas o aptitudes para asistir, no te precipites. Una mala praxis en estos casos puede traer consecuencias muy graves para el accidentado. Unos pasos básicos a seguir para socorrer a un accidentado son:

  1. Actúe solo si se tiene conocimientos de primeros auxilios.
  2.  En caso de ser un motorista el accidentado, NO le quite el casco.
  3.  No rescate a personas de vehículos inestables.
  4. Si alguna víctima lo precisa, realice apertura de la vía aérea.
  5. Comprima las heridas sangrantes.
  6. No movilice a la víctima si no se tiene conocimiento, salvo situaciones de riesgo por incendio o explosión inminente.
  7. Afloje las prendas que aprieten a las víctimas.
  8. Proteja a las víctimas del frío o del calor.
  9. No de a las víctimas nada de beber ni comer.

En momentos como estos, los minutos transcurren muy lentamente, y la espera de auxilio capacitado puede ser desesperante. Mantengamos la calma y ayudemos a tranquilizar a los heridos accidentados. Una buena contención emocional es muy efectiva si carecemos de los conocimientos de primeros auxilios requeridos para la ocasión. Una vez llegue el auxilio debemos apartarnos y no entorpecer la labor profesional. Solo estaremos disponibles por si podemos aportar datos respecto a las circunstancias del suceso.

0 524