amaxofobia

Amaxofobia, más común de lo que pensamos

Quizás nunca hemos prestado atención a esta patología, pero el miedo a conducir en determinadas situaciones es más normal de lo que pensamos. Hablamos de la amaxofobia, nombre que recibe la anomalía desarrollada por un ser humano a la hora de enfrentarse ante la responsabilidad de conducir.

Esta fobia o miedo irracional puede tener origen en determinadas situaciones vividas o ser el fruto de inseguridades adquiridas a lo largo de nuestra vida. Al ser de carácter situacional, es decir, que se manifiesta en el momento de afrontar una acción definida, no presenta síntomas externos previos. Como todas las fobias, puede ser tratada por psicólogos y terapeutas y, en este caso concreto, tiene un altísimo índice de corrección.

Es importante saber afrontar la amaxofobia según sea su origen, porque aunque el fin último es el tratamiento para acabar conduciendo sin temores, la manera de enfocarlo es diferente.

Si la amaxofobia viene arraigada a episodios de inseguridad o emocionales, se manifestará en el momento de ir a la autoescuela para prepararnos. Hay casos en los que, sin motivo aparente, se va retrasando este momento, pero en el fondo es la manera de encubrir el problema real: nos da miedo conducir. Por lo tanto evitamos o dilatamos en el tiempo este paso previo.

El caso es algo diferente si ese miedo se manifiesta después de haber padecido un accidente, ya sea en primera persona o por referencias cercanas. Aquí el mecanismo cognitivo de protección nos dispara la señal de alerta y asociamos los dos momentos. Pensamos que tenemos que conducir y pensamos en el accidente, acaba ganando la situación más problemática y por consiguiente dejamos de conducir.

El tratamiento psicológico de esta segunda causa es totalmente diferente al primero, se trabaja a nivel emocional, potenciando y normalizando su situación. Es importante transmitir control y tranquilidad. Un accidente de tráfico es un evento inesperado, genera impotencia y desorientación, lo que desencadena las reacciones de pánico.

Lo más importante de toda esta fobia es que si nos ponemos en manos del personal profesional adecuado y capacitado, tiene solución.

0 439