carsharing

Carsharing en Seat: el futuro de la movilidad

En el artículo anterior ya os hablamos de la fuerte proliferación de nuevas alternativas para moverse por entornos urbanos de manera rápida y cómoda: empresas como Uber y Cabify ofrecen servicios de taxi privado. Por otro lado, otra tendencia en auge en el mundo del transporte es el popular carsharing (en español, compartición de coche), que permite ahorrar dinero y cuidar del medio ambiente. Esta práctica consiste en alquilar coches por horas para moverse por la ciudad, pudiendo recogerlo y dejarlo en ciertos puntos de recogida, y cada vez está teniendo más acogida entre los conductores españoles que no quieren o pueden mantener un coche.

Hace unos meses, se supo que Seat había entrado en negociaciones y finalmente había adquirido el 100% de las acciones de la startup llamada Respiro, una nueva empresa de carsharing para introducirse en el sector. Con ello, presumen de su visión de futuro y la implicación que muestra en facilitar la movilidad.

Sin embargo, por aquel entonces los coches que se utilizaban para este carsharing eran de GNC, es decir, de combustible híbrido. Ahora, después de varios meses, la automovilística española ha apostado por probar el servicio de carsharing con su nuevo modelo 100% eléctrico, el Seat eMii. Es un modelo ideal para hacer desplazamientos cortos por la ciudad, y Seat ya lo está probando con sus empleados del área metropolitana de Barcelona.

A través de una aplicación, los empleados pueden reservar un coche de manera gratuita (debido a su fase de prueba), siempre y cuando indiquen el tiempo que van a ocupar el vehículo. Por lo que respecta al coche, el Seat eMii tiene una autonomía de más de 150 km, y tarda en cargarse poco más de media hora en tomas rápidas.

La ambición de Seat es alta, planeando llegar a los 36 millones de usuarios mundiales en los próximos 7 años. ¿Creéis que la iniciativa del carsharing acabará con la avaricia humana y calará en nuestra sociedad?

0 667