cabify

¿Uber, Cabify o taxi? La OCU tiene la respuesta

Hasta hace bien poco, la única alternativa que había para estos tipos de viaje era el taxi. Ahora, con las nuevas tecnologías, cada vez proliferan más empresas privadas que pretenden hacerse un hueco en el mercado y competir con los taxistas. Las dos más grandes hasta la fecha son Cabify y Uber, recientemente instauradas en ciertos puntos de España.

La problemática y la competición entre los taxistas y estas empresas de transporte privadas es un tema aún sin zanjar, pero la OCU ha decidido arrojar un poco de luz al asunto. Para analizar los servicios de las tres opciones, ha decidido realizar un estudio práctico de 173 desplazamientos en taxi, vehículos UberX y Cabify, comparando el contacto, la limpieza y seguridad del vehículo, la relación con el conductor, el itinerario y el precio.

Camuflados de forasteros, el equipo de la OCU usa de forma anónima los tres servicios en diez ciudades españolas, haciendo varios tipos de trayecto: largo, medio y corto. Después de hacer el experimento y analizar los resultados, la misma OCU ha creado este gráfico resumen:cabify

Vemos que, en términos generales, Cabify se lleva el primer puesto, seguido de los taxis y Uber a la cola. Lo que más gusta de Cabify es el interior de los coches, la conducción óptima y la comodidad de pago y facturación. Los taxis, en cambio, tienen ventaja en organización y disponibilidad. De Uber, lo más destacable es el trato del conductor.

En cuanto al precio, las tres calculan sus tarifas de distinta forma: los taxis cobran la bajada de bandera, el trayecto recorrido y el tiempo empleado más algún suplemento puntual. Uber sigue el mismo estilo, pero además puede cobrar el suplemento por alta demanda. Cabify, en cambio, solo cobra el coste mínimo y la distancia recorrida (aparte de algún suplemento puntual), pero omite el tiempo. Además, como más largo es el viaje más se reduce la tarifa. Por tanto, el taxi es ideal para distancias cortas y Cabify para viajes largos.

En resumen, vemos que las tres opciones tienen sus pros y sus contras y que, según las necesidades del usuario, es más recomendable uno u otro. Si tenéis la suerte de disponer de coche propio, siempre será la opción más cómoda, y con empresas de asistencia en carretera como Txus Assistència, la conducción nunca ha sido tan fácil.

Si queréis, también podéis consultar el estudio completo.

0 961