robo de coches

Robo de coches, delincuencia a la orden del día

El robo de coches es algo bastante habitual en nuestro país, y en verano el número de casos se multiplica con el aumento de desplazamientos a causa de las vacaciones. Este verano han surgido algunos timos y robos nuevos, por lo que hay que tener mucho cuidado cuando se sale de casa con el coche. En el artículo de hoy, vamos a contaros más sobre algunas de las últimas estrategias de robo de coches.

Robo de coches keyless

Bien es sabido que hace un tiempo las marcas automovilísticas están sacando a la venta muchos coches nuevos con una tecnología puntera, el keyless o coches sin llave. Con esta tecnología, como ya os contábamos en otro artículo, el conductor puede abrir el coche y arrancarlo sin sacar la llave, porque con el sensor del que dispone la llave se desactiva el sistema de seguridad y se detecta al conductor.

Esto es muy positivo por un lado, pero por el otro también facilita mucho el robo. Los ladrones disponen de máquinas que copian el código de seguridad de sensor y lo replican, por lo que entrar en tu coche keyless y llevárselo sin levantar sospechas ni activar ninguna alarma es de lo más sencillo. Algunos coches ya incorporan llaveros que se apagan y otras tecnologías para evitarlo, pero aun así hay que ir con mucho cuidado.

Robo con pinchazo en las ruedas

Otro tipo de robo de coches, los casos del cual están incrementando este verano, es robar con un pinchazo en las ruedas. Con un modus operandi un poco menos sofisticado que en el caso del keyless, los ladrones aprovechan el momento en que las víctimas paran el coche para atacar.

Ya sea en un área de descanso o en medio de un peaje, los ladrones salen de su coche, cercano al de la víctima, y le pinchan una rueda con un objeto punzante lo más rápido posible. Con esto, se entretiene al conductor entre que llama a la grúa o se cambia la rueda pinchada, y los ladrones aprovechan para llevarse cosas del coche gracias a la maniobra de distracción ocasionada. Es importante no separarse del coche ni perderlo de vista en ningún momento.

Timo del retrovisor

En este caso, más que un robo directo se produce un timo o estafa. Los estafadores circulan con un coche extranjero y causan un choque a propósito para que de esta manera quede afectado el retrovisor del coche. Básicamente, los impostores culpan a la víctima del siniestro y afirman que tienen que volver a su país muy rápido para meter presión.

Fingiendo hacer trámites para hacer un parte amistoso con la aseguradora, los estafadores llaman por teléfono a una supuesta compañía de seguros, que en realidad no es más que un cómplice, y le pasan el teléfono a la víctima. El cómplice le explica que los trámites son lentos y caros, y que es más recomendable pagarles in situ la reparación, que su seguro ya les devolverá el dinero a posteriori. Evidentemente, esto no va a ocurrir, y si la víctima accede a “pagar los daños”, va a caer en la estafa.

La policía ya ha advertido de la naturaleza de estos tipos de robo y hace todo lo posible por evitarlos y solucionarlos, pero lo importante es que cada uno tome consciencia del riesgo que supone y tratar de evitar al máximo exponerse a este tipo de delitos, dándolos a conocer y vigilando siempre que nos encontremos en una situación de riesgo.

Como curiosidad… ¿sabíais que el Seat Leon es el modelo de coche más robado en España? Descubrid los porcentajes exactos aquí.

0 186